¿Alguna vez te has preguntado cómo cuidar tus joyas en verano?

Ya está aquí la temporada del calor (quizás demasiado), buen tiempo, sol y playa y, para poder disfrutarla sin preocuparnos de nuestras joyas y el posible deterioro de estas, te dejamos unos consejos para su uso y mantenimiento en verano.

Cómo cuidar tus joyas en verano

Lo primero que tenemos que saber es que, aunque sean metales de calidad, el sol, el agua salada les afectan en mayor o en menor medida. Por lo tanto, lo ideal es lucir tus joyas las noches de verano y no exponerlas a elementos que puedan deteriorarlas (por ejemplo, puedes dejarlas en casa guardadas, a ser posible en bolsas pequeñas individuales para evitar arañazos).

Pero si aun así queremos llevárnoslas a la playa o piscina, hay que tener en cuenta lo siguiente

En la playa, el salitre del mar deteriora las joyas, ya sean de cuero, de corcho, etc. Las joyas con grabados o piedras preciosas se ven afectadas por la arena, ya que esta se puede quedar en su interior y arañarlas. Por otro lado, no debes olvidar que la exposición prolongada al sol también las afectará enormemente.

En una piscina (o spa), los agentes químicos que se encuentran en el agua pueden dañar notablemente nuestras joyas y notaremos falta de brillo. De modo que una forma de cuidar tus joyas en verano es guardarlas cuando te bañes o limpiarlas bien después del mismo.

No solo debes cuidar tus joyas en verano en la playa o piscina

El sudor, la crema solar, los productos para el pelo… todo esto afecta en mayor o menor medida a tus piezas de joyería.

Por ejemplo, si usamos crema solar para protegernos de la radiación, te recomendamos retirar las joyas y esperar a que la piel absorba la crema para volver a ponérnoslas, ya que las piezas pueden quedar impregnadas de elementos químicos nocivos.

Si nos espera un largo día de calor, recuerda que el sudor también es otro agente externo que pondrá en riesgo el cuidar tus joyas en verano.

Lo ideal para limpiar tus joyas durante esta época del año es utilizar jabón suave, agua tibia y secarlas con un trapo limpio.

Si después de saber todo esto acerca de cómo cuidar tus joyas siguen un poco agrietadas o necesitan una revisión, no dudes en llamarnos, en Tu Dibujo en Plata daremos una nueva vida a esas piezas que más quieres.